Experiencia #CampUP

Te das cuenta de lo que tienes cuando lo pierdes, ¿no? Eso me ha pasado con #CampUP.


Todo empezó con una llamada y un "sí". A continuación, mi ojo pasó a ser el objetivo de una cámara. Algo así como "el ojo que todo lo ve".


Queridos participantes:


Yo vi la timidez el primer día, las ganas que ponían el segundo, la frustración del tercero, la recuperación en el cuarto, el ánimo en el quinto, los nervios del sexto y la ilusión en el séptimo.


Vi como crecían poco a poco, como de dentro les salía esa actitud emprendedora. Nos dieron más de lo que estábamos buscando, superaron todas las expectativas que habíamos puesto en este proyecto.


Fue increíble como en menos de tres días, ya actuaban como si se conocieran de toda la vida; se apoyaban y confiaban entre ustedes.


Y yo, lo capturé. Intenté plasmar todas esas sensaciones en fotos; recuerdos que ustedes pudieran tener para siempre.


Intenté contagiar mi alegría. Intenté darles todo de mí, para que ustedes también pudieran dar todo de ustedes mismos.


Por eso hoy, que llevo todo el día sola, me siento extraña al no tener una cámara en la mano, al no estar actualizando las redes desde un co-working, una calle fría, o desde el mismísimo Teide.


Gracias a Marcos Herrera Delgado por haber confiado en mí, y a todos los participantes por haber dejado un trocito de ellos conmigo.


Ahora, a seguir cambiando el mundo. 🌍


Kiara Castro
Relaciones Públicas en CampUP!